Hoy en día, la decisión de cambiar de trabajo o de industria no es tan sorprendente en comparación con la década de 1990. ¿Trabajar en la misma empresa durante los próximos 10 años o encontrar una pasión y convertirla en una profesión? Al analizar el mercado laboral de los últimos años, una media de aproximadamente una cuarta parte de la población piensa en cambiar de trabajo cada seis meses. Aprenda a cambiar su trabajo de manera eficaz.

Sin tener en cuenta el hecho de que estamos pensando cada vez más en cambiar de trabajo o de industria, sigue siendo una decisión seria que vale la pena considerar. Es mejor crear una lista con las ventajas y desventajas de su trabajo actual y su puesto actual.

Vale la pena cambiar de industria sí:

  • Falta motivación y ganas de trabajar.
  • El trabajo se vuelve rutina
  • Tu trabajo actual parece estar perdiendo el tiempo
  • El salario no es relevante para tus habilidades.
  • Parecemos celosos de nuestros empleados
  • Sentimos falta de desarrollo profesional
  • El trabajo deja de ser una pasión

¿Cómo cambio de industria?

Como ya se mencionó, los empleados toman la decisión de continuar su educación. En esta situación, sin embargo, a menudo se comete el mismo error: enviar una rescisión antes de considerar cuidadosamente el futuro. Vale la pena cambiar la industria mientras aún se encuentra en su puesto actual.

Primero, adquirir nuevas habilidades lleva tiempo y, a menudo, cuesta. Además, trabajar en una nueva profesión no será altamente rentable de inmediato. Cabe señalar que años de experiencia o altos puestos en la industria anterior ya no jugarán un papel tan importante. El cambio de industria suele ser un nuevo comienzo.

Domine la nueva industria, paso a paso

  1. Análisis de tu carrera anterior. Vale la pena saber en qué puesto trabajamos bien, qué tipo de trabajo es más agradable. A menudo podemos elegir tareas de toda el área de responsabilidad que siempre disfrutamos hacer. Y esa podría resultar la clave para elegir una nueva industria.
  1. Análisis del mercado laboral. También vale la pena comprobar las tendencias y la demanda del mercado (por ejemplo, futuras profesiones). Por ejemplo, todavía hay escasez de especialistas en TI. Quizás valga la pena considerar esta dirección.
  1. Análisis de sus propias necesidades. El trabajo solo se convierte en pasión cuando se satisfacen la mayoría de nuestras propias necesidades.
  1. Uso de habilidades / calificaciones adquiridas. Vale la pena mirar las industrias en las que podemos utilizar las habilidades que hemos adquirido a pesar del cambio. Esta práctica hará que el proceso de cambio de la industria sea más eficiente.
  1. Nuevas titulaciones. La industria no cambiará sin nuevos conocimientos. No es necesario que sea una licenciatura o una maestría. A menudo es suficiente tomar cursos, matricularse en una escuela postsecundaria o realizar estudios de posgrado.

Cambiar de trabajo

6. Buscando un nuevo trabajo. Si hay alguien en tu área que trabaja en la industria que te interesa, vale la pena preguntar sobre las ventajas y desventajas de este trabajo y qué debes buscar para dominar esta profesión. Si tenemos la oportunidad, también es bueno hacer una pasantía en una nueva industria. Entonces podremos juzgar mejor si podemos encontrar nuestro camino en la nueva profesión.

7. Cambio de sucursal sin cambio de empleador. El mercado laboral sigue estando en gran parte orientado a los empleados. El empleador definitivamente intentará mantener a un miembro valioso del equipo. Si es posible, hable con su gerente sobre el cambio de puestos / departamentos.

8. Olvídese por un momento de la autocrítica. Cualquier cambio es un desafío y el miedo a lo desconocido es natural. Es mejor pensar en lo que sucederá cuando se supere este miedo.

9. Cambiar de industria es un proceso complejo y, sobre todo, un desafío. Con tal cambio, también hay que tener en cuenta el riesgo de que una nueva profesión no se convierta inmediatamente en una pasión. Sin embargo, los expertos predicen que los cambios en las calificaciones de los trabajadores en el mercado laboral sólo ganarán popularidad en los próximos años.